Please reload

Recent Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Featured Posts

St. Maarten y la visita de Doña Irma.

September 12, 2017

Luego de una indigestión como pocas veces me pasa, unos dicen que por comer mariscos luego de haber tenido problemas con la energía eléctrica, puede ser.  El punto es, que gracias a ese gran malestar, las mejores horas de sueño, se fueron por el caño.  Esto se complicó cuando me levantan a media mañana con la asignación de llegar a la Base Aérea Muñiz para luego ahí, tomar un avión de la Guardia Nacional Aérea de Puerto Rico con destino a la isla de St Maarten.  Bueno, ya llevábamos varios intentos fallidos, pero hoy sonaba muy real.

 

Me tocó compartir asignación con estos tipos que, encima de ser grandes profesionales, son grandes compañeros en el 'field', somos hermanos.  José Jimenez para Getty Images, Alvin Baez para Reuters, Tonito Zayas para GFR Media y Carlos Rivera Giusti para AP y El Vocero.

 

 

 

Luego de un vuelo de aproximadamente 50 minutos, llegamos al espacio aéreo del territorio, mitad francés mitad holandés, que nos enseñaba una vista casi cenital de toda la isla.  

Edificios multipisos de hoteles que pueden dar la impresión de estar a mitad de construcción... Pero, no se equivoque, así fue el castigo de Irma, a quien no voy a mencionar lo que pienso de ella para que no me pelen las feministas.  Al bajarnos en la pista caminamos de lado a lado el espacio que en una operación normal, sería la zona del llamado 'taxi' de los aviones.  Llegamos a los portones, 'boom', cientos de personas hacían su turno, de manera ordenada, pero con caras de ansiedad.  No es para menos, si combinamos el calor con la pesadilla que de seguro pasaron, es lo menos que puede uno esperar.  Ya en la calle nos encontramos con Phillip King, un ex conductor de transporte turístico en la isla.  Un caballero humilde que sin mediar dinero, se puso a nuestra disposición para movernos por los lugares que necesitabamos ver.  

 

 

Y de ahí, pudimos ver algunas de las caras de St Maarten.  Aquí comienza el verdadero trabajo, documentar en video este desastre para la Associated Press. De ahí, a través de las distintas plataformas noticiosas del mundo, ponen en contacto visual a todos sus lectores, internautas y televidentes, con algunas historias que están pasando aquí.  En estas fotos no se ve ni un 5% del desastre que arropó a esta isla.

La gente, a casi una semana del paso de Irma, se ven tranquilas, se siente un espeso aire de resignación. Solo los turistas buscan desesperadamente la salida. Varias líneas aéreas están enviando vuelos humanitarios, por lo que son completamente gratis y así poder aligerar el proceso de escape. Los locales, viven resignados y hasta cierto punto en actitud de adaptarse al nuevo paisaje.  Aunque algunos que les queda algo de energía, como Germania Rey de 70 años, al ver nuestras cámaras, levantan su voz para pedir ayuda por comida y agua, aunque entre queja y queja daba gracias porque estaba viva.  Imagine la impotencia que se siente, no poder hacer nada por ellos en ese aspecto, solo darles alguna voz que pueda salir mas allá del infierno que están viviendo.  Así nos contó Don Nino, que ahora le llaman 'el infierno' a lo que un día fue el paraíso.  Son contados los árboles que quedan de pie y los que retaron la furia, no les quedó ni una hoja.  En la radio a esta hora, 10pm, la gente llama para pedir u ofrecer ayuda, dicen que tienen que aprender de los errores para aplicar ese nuevo conocimiento para el próximo sistema que amenace. Y otros, lea bien, dan gracias a Dios por la vida. WoW!!!!

 

Como siempre, a los niños, nada les borra la sonrisa. Son oasis en medio de tanta destrucción.  Y uno para protegerse, bloqueando las emociones.

 

Luego de intentar cubrir toda la agenda, por alguna razón, tuvimos una leve confusión con la hora de regreso, tal situación nos llevó a perder nuestro vuelo a San Juan.  Al llegar al aeropuerto, los soldados del ejercito de los Países Bajos, que son quienes llevan el orden y controlan el acceso, nos indicaron que el avión ya había partido. Mmmm... Mmmm... Y ahora?  Ya la noche había caído, de pronto se acabó el sentimiento de seguridad que a medias sentíamos.  No tuve duda en pensar que la mejor opción era pasar la noche frente a la entrada del aeropuerto, donde, de alguna forma tuviéramos la protección de los soldados.  Ahora, aquí de noche, la cosa cambia, no se siente uno seguro.  De pronto, Liseth Echavarria, una joven colombiana de 27 años se me acerca, seguramente escuchó nuestra situación, no tengo duda que observó nuestras caras cuando intentábamos digerir la noticia.

 

 

Liseth, sin dudar, me hace la oferta de pasar la noche en su casa, la acompañaba su esposo, Lex, un ingeniero civil holandés que lleva 6 años en la isla.  Los miré como que esto no está pasando y les dije que por supuesto, que aceptaba su oferta.  De inmediato grité a mis compañeros, éramos 4 en total, Carlos, Dánica, José y este servidor.  Sentí que abusaba de la confianza, pero en estas situaciones, hay que ir a todas con tu gente.  Ellos ni chistaron cuando de momento fuimos un batallón.  Esta gente, estaban en misión de sacar a familiares hacia Colombia vía Panamá.  De camino a su casa, me tocó llevar en brazos a un perrito rescatado, Oliver, un yorkie bien educado que nunca se quejó de que iba incómodo.  El es uno de varios suertudos que la pareja le dio posibilidades de vida.  Ya de vuelta a las calles, confirmaban el 'feeling' que sentía al ponerse oscuro.  La vía de rodaje tenía obstáculos por todas partes, árboles en medio de la calle que dejan espacio para pasar un carro extremadamente pequeño por debajo del spaghetti de ramas caídas.  Aun nosotros, expuestos a tantas cosas, no dejamos de sorprendernos.  Al llegar al frente de su residencia, fue casi operativo policiaco, recibimos instrucciones de movernos con mucha prisa para entrar porque era peligroso estar en la calle.  Acepto que me impresionó estar en una situación así.  

 

 

Pero al fin, entramos, por cosas del destino tienen internet y una extensión eléctrica que nos da lo necesario para poder editar, enviar nuestras asignaciones y cargar baterías. También una manguerita que sirve de ducha. Que tengamos todo esto así de la nada, no dice otra cosa que definitivamente un angel nos visitó!  Estaremos siempre agradecidos Liz y Lex!!!

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Feel free to contact me for any information needed.
  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Vimeo B&W
  • LinkedIn B&W
  • YouTube B&W

© 2019 Skyvista Media / Joel Antonio